ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO

  • 13 de Junio
  • Política
Por Frente de Géneros de la 17 de Octubre

HOY en el Congreso Nacional, el Proyecto de Ley que contempla la despenalización del aborto.

Sería muy largo exponer sobre el particular. Lo concreto es que existe, se practica y en Argentina mueren muchísimas mujeres por esta causa.

Como dijo el filósofo Darío Sztajnszrajber, “El aborto es una cuestión política, no metafísica”.

El aborto no es un pensamiento abstracto teorizable. El aborto sucede, es un hecho social. Por lo tanto, es político, y debe ser abordado desde esta óptica.

La Ley que permite la interrupción del embarazo, no obliga a abortar, ni genera deportistas del aborto. Lo que permite es el derecho de la mujer a la libertad de elegir seriamente sobre su propio cuerpo y no por un alegre libre albedrío.

Reiteramos, “Es de público conocimiento que muchas mujeres pierden su vida como consecuencia de abortos clandestinos, realizados a veces en las condiciones más aberrantes”, mientras que, de la misma manera, otras mujeres de condición social ventajosa pueden recurrir a lugares que poseen cuerpo médico e instrumental adecuado, lo que, en primera instancia les garantiza un trato y un resultado diferente.

En España, por ejemplo, desde el dictado de la despenalización del aborto, bajó la cantidad de muertes de mujeres a causa de prácticas clandestinas. Y en cada sociedad que permite la realización del aborto de manera protegida, se repite esta estadística.

Es notorio que, en la medida que se produce el avance de los más diversos derechos de la mujer, se desaten discusiones sobre la conveniencia o no de otorgarlos, dado que hay un estereotipo fijo, anclado durante añares, en los que parecería que la mujer debe hacerse oir para “merecer” determinados derechos, cuando estos deberían estar automáticamente naturalizados y concedidos. Pero, en pleno siglo XXI, las desigualdades sociales siguen existiendo, ya sea por razones económicas, culturales, intelectuales o políticas que las generan de manera direccional, y a causa de éstas, son innumerables los casos de mujeres que mueren víctimas de la desprotección del Estado. Garantizar el acceso a la educación sexual es el primer paso que debe cumplirse como para comenzar a igualar conceptualmente a la sociedad, y evitar las consecuencias de la interrupción de embarazos no deseados, que no solamente es el riesgo de muerte, es también vivir el resto de su vida con la carga que ello significa. No creemos que ninguna mujer, en su plena conciencia, tenga el deseo de pasar por esta experiencia.

Por lo expuesto, ESTAMOS A FAVOR DE LA DESPENALIZACION DEL ABORTO Y DEL DERECHO DE LA MUJER A ELEGIR SOBRE SU PROPIO CUERPO. ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO.

Compartir