Política 10 de Diciembre

10 de diciembre: Un día sin recuerdos

AMNESIA DEMOCRATICA DE LA PRENSA OFICIALISTA

Por Gustavo Campana
No quieren hablar de Alfonsín. No pueden mostrar las cifras del país kirchnerista. Y con la misma fuerza, maquillan la realidad de Cambiemos.

“El neoliberalismo es incompatible con la democracia. Una doctrina económica basada en la transferencia de recursos del pueblo a las corporaciones, es una filosofía que amenaza de muerte el espíritu del sistema. Un proyecto que no cierra sin represión, es una declaración de guerra a la República.

Una teoría basada en la eterna ilusión del derrame ("la luz al final del túnel" y "los brotes verdes"), el fin de la industria nacional (“reconversión”), la deuda externa impagable (“deuda se paga con deuda”), el ajuste permanente (“sinceramiento”), la flexibilización laboral esclavista (“bajar el costo argentino”), las privatizaciones que rifan el patrimonio nacional ("nada de lo que deba ser estatal, permanecerá en manos del Estado”), los tarifazos impiadosos (“para que haya más energía”) y el regalo de los recursos naturales (“no es relevante recuperar el autoabastecimiento y la soberanía hidrocarburífera); tiene como única finalidad, transformar los derechos constitucionales en una mera formalidad.

La pregunta repetida a partir del primer triunfo electoral conservador sin “fraude patriótico”, dispara muchas verdades relativas y ninguna certeza que juegue de sentencia: ¿cómo un modelo pensado por y para minorías, puede engañar a millones? En ese terreno los falsificadores del pasado y el presente, tienen un rol fundamental. Para que reine el lobo con piel de cordero, siempre son indispensables los traidores. Hacen falta muchos verdugos de la historia, para que en el país de "un hombre, un voto", mande el privilegio. Sin ellos, esto fue, es y será imposible.

La infidelidad que contamina el cuerpo social y desclasa a millones de seres humanos, no tiene protagonistas paridos por una sola matriz, ni existe una única razón como motor. Ocupan distintos roles arriba de todos los escenarios posibles: políticos, economistas, militares, sindicalistas, jueces, periodistas, empresarios. Todos suman su granito de arena para consumar el suicidio en masa frente a las urnas, de aquellos que creyeron que su salvación estaba en brazos del enemigo” (“Prontuario: No hay neoliberalismo sin traición”).

Cada aniversario de la asunción de Raúl Alfonsín, se renueva el compromiso de transformar para siempre la democracia formal, en un sistema de carne y hueso. Todos los 10 de diciembre obligan a mirar para atrás, porque es la única manera de entender la necesidad de la sobrevida del sueño, aún malherido. Al reglamento inicial, el neoliberalismo le arrebató en su tercer desembarco las reglas de juego más importantes (derechos, distribución de la riqueza, libertad para ganar las calles, etc.); pero aún así que todavía exista el tablero inicial como campo de batalla, es garantía de futuro.

Parados en el recuerdo tibio, de la multiplicación de dictaduras del siglo XX, década infame con fraude patriótico y casi dos décadas de mayoría proscripta, es imposible ningunear la fecha. Pero el relato cotidiano de una realidad ficcional, genera que ese día también sea parte del paisaje que ordena el guión. Si el monopolio mediático necesita olvidar al radicalismo que ganó las elecciones de octubre de 1983, porque en realidad fue una especie de anomalía en el derrotero de la Unión Cívica Radical después del golpe de septiembre del ’30, se lo sepulta a través de un trámite sencillo. Copian el modelo del ninguneo que utilizan con Arturo Illia, cuando hablan de Malvinas, para no enrostrarle a los hombres de la UCR en Cambiemos, que un hombre de su partido cuando fue presidente, instaló en el marco de las Naciones Unidas la negociación bilateral por soberanía, a la que el Reino Unido nunca accedió.

¿Cómo lo hicieron esta vez, con el máximo símbolo radical de la nueva democracia? Clarín coló el tema en la sección Ciudad, a través de una temática colectora: “Quieren hacer un monumento de Alfonsín y ponerle su nombre a una estación de subte”. Esa fue toda la mención que hicieron del hombre que desde sus páginas empujaron a la entrega anticipada del poder, porque se negaba a modificar la Ley de Radiodifusión para que la sociedad Magnetto-Herrera, pudiera blanquear la compra de Radio Mitre.

La Nación lo relegó a la última página del día, sección Opinión. Pero no se comprometió, dejó el “trabajo sucio” en manos de Elva Roulet, ex vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, a través de un recuerdo que encabezó con “El comienzo de una nueva etapa”.

En soledad Página 12 editó un suplemento (“Los logros las deudas”), haciendo un balance de 3 décadas y media, que en el ’83 sonaban a utopía.

No fue lo único que ocultaron. Debajo de todos los escombros periodísticos de la final de la Libertadores River-Boca, también quedaron los 3 años del gobierno de Macri. El dique de contención mediático, a veces grita más fuerte a través de sus silencios y en este caso fueron mucho más importantes restándole peso al aniversario, que poniéndolo sobre la mesa. Sin una sola cifra económica para utilizar como bandera de ese aniversario nadie se acuerda. El día arrancó con el dólar a 38,30 y cerró 30 centavos arriba, cuando el verde el 10 de diciembre de 2015 estaba 9,50.

El Cronista fue el único de la prensa oficialista, que tiró data dura significativa arriba de la mesa para no pasar por alto el aniversario. En “Arranca cuarto año de Macri con la mayoría de los indicadores en rojo: Una gestión que pasó del gradualismo al ajuste del acuerdo con el FMI”, fija los siguientes aumentos en 36 meses: gas 747%, electricidad 1.644%, agua 512%, transporte público 217%, combustibles 204% inflación 158% (estimada 2018), pobreza 33% (estimada 2018), dólar 290% y riesgo país 63 puntos.

La bajada habla del inexistente gradualismo oficial, en el que Aranguren decretó 5 “Rodrigazos” en el incremento de la tarifa de luz, hablando de un cambio inexistente en el rumbo de la política económica. El acuerdo con el Fondo profundizó por necesidad para no entrar en cesación de pagos, la política que se puso en marcha el 10 de diciembre de 2015: millones de pobres, subsidiando a miles de ricos…

Clarín escuda la negrura del pasado reciente, en la limosna que auspicia un diciembre sin problemas: “Bonos y promociones, las medidas del Gobierno para atenuar la caída del consumo”. La nota habla de beneficios para vacacionar en el país, fuertes descuentos de la banca oficial en compras y precios especiales para productos navideños (en realidad, “Precios cuidados” para el arbolito y la mesa de las fiestas; algo que no es conveniente nombrar con nombre y apellido real. Un combo en el que entraron por necesidad, firmas líderes como Georgalos, Arcor y Grupo Peñaflor.

Ambito sin embargo, habla de un fin de diciembre amenazado: “Gobernadores refuerzan seguridad policial para blindar pax en las fiestas”. La nota destaca como varias provincias, armaron a centenares (Chaco 900) o a miles (Tucumán 2400), en el marco de sus operativos “Felices fiestas”. Ejecutivos provinciales que dialogan con fuerzas de seguridad y supermercadistas, en lugar de planificar trabajo e industria nacional, para que la pobreza no golpee las puertas del palacio.

La Nación defiende a la restauración conservadora, poniéndola a salvo de sus viejos enemigos. En una encuesta con representantes del capital (Foro de Convergencia Empresarial, UIA, Sociedad Rural, IDEA, Copal, Cámara Argentina de la Construcción, etc.), el resultado es voto cantado: “Empresarios alertan sobre los peligros de una vuelta al populismo”.

El diario de Magnetto expone la palabra de la Unión Industrial Argentina, que en su borrachera ideológica pide para terminar con todo los males que generaron una baja de la actividad industrial en octubre del 8,4%; que el Gobierno baje tasas y tarifas. No pide el final de apertura indiscriminada de importaciones, ni la regulación del dólar para encorsetar el proceso inflacionario, no reclama sueldos fuertes para reactivar el mercado interno, etc. Con créditos a tasas razonables y sin tarifazos, todo se acomoda en un escenario sin compradores de los productos que producen y con avalancha de los bienes elaborados por el mundo desarrollado.

Diario Popular sumó que “Se pagó un 525% más de lo que cobró el productor: El consumidor pagó en góndola cerca de 525% más por productos agropecuarios de lo que cobró un productor en noviembre (CAME)”. Caída de las ventas afectas fundamentalmente, a naranjas, manzanas rojas y mandarinas.
Y Clarín y El Cronista, hablan de “Proyecciones 2019: dólar en $51,5 y tarifas con subas entre 3% y 33%” (Consultora Ecolatina).
Amnesia democrática de la derecha cómplice. Para ellos fueron 35 años sin alfosinismo, sin Néstor, ni Cristina.

+ Noticias

Adelanto del primer libro de Funes el memorioso
ARCHIVOS DEL PERONISMO (1943-1956)

Tercera parte de la presentación del nuevo libro de Gustavo Campana. Los guiones de su programa de reconstrucción histórica, que hace desde 2011 en AM750.

Torturas durante la guerra de Malvinas
POR PRIMERA VEZ CITAN A 18 MILITARES

Se trata de una causa que lleva 11 años y son un total de 95 los uniformados acusados en base al testimonio de 120 ex combatientes.