Política 20 de Marzo

Causa Ford

VICTORIA DE LOS TRABAJADORES

Por Colectivo de Trabajo

El objetivo central de la lucha, fue determinar las responsabilidades de un militar, Santiago Omar Riveros, y dos altos funcionarios de la empresa Ford Motor Argentina, Héctor Sibilla y Pedro Müller en delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) que tuvieron como víctimas a 24 ex trabajadores y delegados sindicales de esa firma.
Entre 1976 y 1977 los trabajadores fueron secuestrados, muchos de ellos de sus mismos puestos de trabajo, varios de ellos fueron llevados a un quincho de la empresa donde fueron torturados, y luego tuvieron como destino las comisarías de Tigre y Maschwitz y diferentes unidades penitenciarias donde sufrieron innumerables maltratos y tormentos.
El 11 de diciembre de 2018 Riveros, Sibilla y Müller fueron condenados a 15, 12 y 10 años de cárcel respectivamente, una sentencia que fue titular en muchos medios del mundo y en Argentina estuvo ausente de la mayoría de los grandes medios. Los fundamentos de la sentencia que se hicieron públicos hace muy pocos días, el 15 de marzo de 2019, sostienen que: “Sus ilegítimas detenciones obedecieron a un denominador común que se vinculó a su participación en actividades gremiales. Existió, de parte de autoridades y personal jerárquico de la empresa Ford, un aporte específico de información de los trabajadores a ser secuestrados. Por una parte se acreditó que se entregaron a las fuerzas militares los legajos del personal.
Por otro lado, se acreditó que el aporte de información por parte de los directivos empresariales a las fuerzas militares para consumar los secuestros se materializó mediante la confección de listados con las personas que demandaban ser detenidas. Con el mismo grado de certeza se acreditó que existió un aporte logístico y de recursos materiales de parte de las autoridades y personal jerárquico de Ford a las fuerzas militares que de mano propia produjeron los secuestros probados. Fueron numerosos los testigos que declararon que el personal del Ejército que se encontraba instalado en la fábrica y, específicamente en el quincho al que hicimos referencia, era alimentado en los comedores de la empresa. Se probó además que existió un aporte de la estructura organizacional y de infraestructura territorial por parte de las autoridades y personal jerárquico de Ford a las fuerzas militares para la realización de los secuestros probados”.
Y la sentencia indica claramente cuál fue el móvil central de este proceso represivo: “La eliminación de las comisiones internas de los sindicatos en las fábricas, símbolo de la fuerza obrera y de la resistencia a las demandas de eficiencia, fue un objetivo común entre empresarios y los militares que de facto ocuparon el gobierno. El funcionamiento del mercado de trabajo era una dimensión más del proyecto de transformación social y económica que se ponía en marcha, lo que permite comprender el común denominador entre las 24 víctimas, esto es su relación laboral con Ford.”
A 43 años del golpe de 1976 exigimos juicio a todos los empresarios responsables de delitos de lesa humanidad en Argentina, América Latina y el mundo.
En nuestro país, el caso Ford es sólo la punta del iceberg de los muchos que tuvieron investigación y/o judicialización, entre los cuales no hay que olvidar, por ejemplo a: Acindar (Villa Constitución), Dálmine Siderca (Campana), Ford, Mercedes Benz, Astilleros Astarsa, Mestrina, Lozadur y Cattaneo, Grafa y Grafanor, Petroquímica Sudamericana, Propulsora Siderúrgica, Astilleros Río Santiago (Ensenada), Swift (Berisso), Alpargatas (CABA y Florencio Varela) y Molinos Río de la Plata (Avellaneda), Loma Negra (Olavarría), La Nueva Provincia (Bahía Blanca), Fiat (Córdoba), Las Marías (Corrientes), Ingenio Concepción, Ingenio Fronterita (Tucumán), Ingenio Ledesma, Minera Aguilar (Jujuy), La Veloz del Norte (Salta), entre otros.
Los y las trabajadores de Ford, sus familias y compañeros/as y su lucha y su compromiso de décadas marcan un camino. Esta pelea es de una enorme relevancia en un tiempo de ajuste y retroceso, en el que se necesita todo el apoyo a la lucha de las y los trabajadores y las organizaciones sindicales, y a su pelea por los derechos sociales y laborales y las formas de organización de los de abajo. Este 24 de marzo marchamos con las mujeres y los hombres de esta historia como bandera, y convocamos a un proceso de reivindicación de nuestra historia y de transformación del presente y del futuro.

Fuente: Colectivo de trabajo sobre Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad

+ Noticias

Ni tormenta, ni crisis
DESTRUCCION DEL TRABAJO

La precarización, la pérdida de puestos de trabajo y la suba del desempleo responden a las políticas por Cambiemos desde que asumió.

Mayores recursos para la investigación
LA CORTE RESPALDO A RAMOS PADILLA

Por unanimidad, la Corte bancó a Alejo Ramos Padilla. Respuesta al pedido de destitución del macrismo.

Dólar e inflación
ANUNCIOS PARA SECAR LA PLAZA

Tiro de gracia para la producción, el trabajo y las Pymes

Encuentros con Raúl Castro y Díaz Canel
CRISTINA KIRCHNER EN LA HABANA

Los dos encuentros se produjeron mientras en Argentina, Bonadio dictaba más procesamientos.