Política 20 de Mayo

Escuchar a los que saben

CRISTINA Y LA PALABRA DEL PUEBLO

Por Gustavo Campana

El móvil de Mauricio Polchi salió a la calle, a buscar opiniones en un lunes que aparece como furgón de cola de un fin de semana singular, único, irrepetible. Después de tanto análisis “científico”, las respuestas tan simples como profundas, se multiplicaron ante cada pregunta: “La candidatura de Alberto y Cristina, asegura un plato de comida en la mesa”, “Volver a vivir normalmente, tener laburo”, “Que abran las fábricas, basta de desocupación”…
Por encima de las hipótesis sesudas de opinadores profesionales, representantes de las ciencias políticas, dirigentes y oportunistas; el pueblo entendió como nadie que en este momento había que optar por el arte de lo posible. Gritan que “el temporal trajo también la calamidad de cierto tipo de langosta, que come en grande y a nuestra costa y de punta a punta del país; se han deglutido todo el maíz”. Dicen ante cualquiera que quiera escucharlos, que “a los manzanos se los ve, cayendo antes de florecer, se agusanaron los tomates y a las verduras, por más que trate, ya no hay manera de hacerles bien”.
Cuando conocieron la decisión de Cristina, reconocieron que cuando ella juega, en el ajedrez cambian las reglas y la reina solo en este caso, tiene más peso que el rey. Que desayunaron el último sábado escuchando por las redes, un plan meditado largas horas que estuvo muy lejos de ser una reacción espasmódica. Entendieron que a tres días del inicio del show judicial para demonizar una vez más a la ex presidenta, esto desactivaba los sueños de gran parte del oficialismo. Pensaron que después del papelón de la Corte de la semana pasada, cuando los supremos recibieron un tirón de orejas del poder real y volvieron a activar el juicio contra la senadora que habían desactivado, había que neutralizarlos.
Miraron a Brasil y lo vieron a Lula preso. Se acordaron de Ecuador y pusieron en la bolsa, el exilio de Correa. Y por último, Venezuela cercada por Estados Unidos.
El efecto hacia afuera, de la fórmula de los Fernández tuvo un resultado devastador: desarmó al enemigo, terminó con los argumentos sobre la supuesta intransigencia cristinista y le robó las banderas al peronismo dialoguista de Lavagna-Massa-Urutubey. Con relación a este último punto, los hombres y mujeres comunes están alertas, porque “entre los males y los desmanes hay cierta gente que -ya se sabe-, saca provecho de la ocasión; comprando a uno lo que vale dos y haciendo abuso de autoridad se llevan hasta la integridad”.
La teoría indica que con Alberto-Cristina regresará Néstor, porque en esta primera etapa con perfume a transición, el campo nacional y popular asegurará industria nacional, trabajo y sueldos fuertes para reactivar el mercado interno. Kirchner asumió con un porcentaje de desocupados, mayor al de votos obtenidos en primera vuelta; se sentó en el sillón de Rivadavia con un 53% de argentinos debajo de la línea de pobreza, 180 mil millones de dólares de deuda externa y el aparato productivo destrozados.
El primero de los tres gobiernos kirchneristas, se puso de pie en medio del derrumbe y sacándose el polvo de los hombros, comenzó a caminar.
Y estos datos del pasado reciente, ilusionan al argentino sometido a la tortura del macrismo, sabiendo que es posible salvar a todo el trigo joven “si actuamos con fe y celeridad”.
Los anónimos que no salen por la tele, ni hablan por radio, están tranquilos porque Cristina se presenta como la garante del acuerdo impensado, sin perder centralismos. Entienden que a pesar del cambio del orden de los factores que trajo la coyuntura, saben que ella está presente.
“Suscribo nombre y apellido y ruego a usted tome partido para intentar una solución, que bien podría ser la unión de los que aún estamos vivos para torcer nuestro destino. Saluda a usted un servidor” (“Informe de la situación”, Víctor Heredia).

+ Noticias

Crónica del juicio, día 6
TODO SIN UN TIRO

El segundo testimonio de la jornada fue el de El Quique Osvaldo Lovey. Repasó los 5 años de existencia de las Ligas Agrarias.

Página 12
LA PALABRA DE ALBERTO FERNANDEZ

El candidato elegido por Cristina Kirchner para encabezar la fórmula presidencial con ella de vice le concedió una entrevista exclusiva a Página/12.

Fórmula presidencial
ALBERTO FERNANDEZ-CRISTINA

“Le he pedido a Alberto Fernández, que encabece la fórmula que integraremos juntos”, confirmó la ex presidenta.