Política 28 de Abril

Decíamos ayer...

2015: ESPEJO QUE ADELANTA

Por Gustavo Campana

VISION NACIONAL (Radio Nacional, 27 de diciembre de 2015): Las cosas están muy claras. La era política 2003-2015, derogó en el Congreso las leyes de perdón después de 25 años de impunidad. La restauración conservadora se cargó en 14 días, por decreto y del brazo de la Justicia cómplice, a la Ley de Medios. ¿Qué puente une a estas dos historias, que muestran claramente las diferencias del modelo de país con el proyecto de colonia? ¿Qué empresas periodísticas necesitan archivar su pasado, para seguir reinando en el presente?
Casualmente el juez federal Julián Ercolini, el mismo que durmió durante cinco años la causa Papel Prensa, ordenó a la Policía Federal el desalojo de la sede de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual. Pura causalidad… Y lo hizo a una velocidad no habitual, después de resolver en muy pocas horas, el pedido del fiscal Carlos Stornelli, quien con la misma rapidez que atendía los privilegios de Rafael Di Zeo, cuando era el encargado de la seguridad de Boca; dio curso a la solicitud del nuevo interventor Agustín Garzón, contra Martín Sabbatella.
No hay casualidades. Vienen trabajando por este objetivo, desde hace muchísimo tiempo. Primero, congelar el avance de la madre de todas las batallas: terminar con la impunidad de la sociedad que encabezaron Videla-Clarín- La Nación-La Razón. Y después atropellar la ley que soñó la Coalición por una Radiodifusión Democrática, 6 años antes de una histórica discusión parlamentaria; porque cuando se aprobó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el kirchnerismo tenía 107 de los 257 miembros de la Diputados y 38 de los 72 miembros del Senado. Por lo tanto, solo cabe preguntarnos, ¿dónde están hoy los integrantes de aquella oposición que le imprimieron modificaciones sustanciales al proyecto inicial y que después levantaron la mano para aprobarla en el recinto? ¿Por qué en los últimos días optaron por el silencio cómplice y funcional con la derecha?
Quizás dos pequeños botones sirvan de muestra, para poder entender la «amnesia» de algunos medios sobre la Argentina 76-83. Los delitos de lesa humanidad del “Area Paraná” en la provincia de Entre Ríos, suman 52 víctimas. Pero para algunos acusados las condenas del juez federal Leandro Ríos, fueron muchísimo menos pesadas que las solicitadas por la querella y la fiscalía. De los 7 culpables, 3 fueron liberados hace menos de una semana ante la oferta navideña de la Justicia entrerriana. Cumplieron su pena, mientras esperaban la sentencia: 6 años para Rosa Bidinost y Alberto Rivas y 3 para Oscar Obaid.
Todos a parar las fiestas en casa. Los protagonistas del terrorismo de Estado en La Pampa, que tendrán que rendir cuentas ante la Justicia son 18, sumados militares y policías. Todos están acusados de 235 casos de secuestro, tortura y muerte. Pero 5 de ellos acaban de ser liberados, sin atender la oposición de la fiscalía: los ex policías Luis Lucero, Miguel Ochoa, Oscar López, Jorge Quinteros y Orlando Pérez. El primero cumplió funciones en el Departamento 2 de Inteligencia de la Policía provincial, mientras que los otros 4 fueron parte de la Seccional Primera; destacamento donde funcionó el mayor centro clandestino de detención de la provincia, durante la última dictadura.
¿Cuáles fueron los argumentos del Tribunal? Después de estirar hasta donde pudieron los tiempos judiciales, ahora consideraron que se vencieron los plazos para mantenerlos con prisión preventiva y después 18 meses de prórroga van a esperar en sus domicilios, el juicio oral que se realizará en la segunda mitad de 2016. El fiscal Juan José Baric, se opuso a la excarcelación porque entiende que existe peligro de fuga… ¿Qué medios mostraron estos datos? ¿A qué canales de noticias les hizo ruido la actitud de estos jueces?
Posiblemente se trate de dos historias, que mano a mano con otros datos de la actualidad (suba de precios, devaluación, apertura de importaciones, eliminación de retenciones y quita de subsidios), a muchos mortales hasta les suenen menores. Pero el añorado comienzo de la flexibilización de “memoria, verdad y justicia” y el trabajo mediático para ocultar estas primeras reacciones de la “injusticia judicial”; hay que empezar a incorporarlas al largo listado de preocupaciones recién salidas del horno. Y fundamentalmente, colocarlas al lado del olvido de la causa Papel Prensa, de la intervención de la AFSCA y el pase a terapia intensiva de la Ley de Medios.
El último acto de esta tragedia, confirmó la ruta de todos los anteriores. Mediante un comunicado en el Boletín Oficial, el Gobierno convocó a los apoderados de Clarín a reunirse el próximo 12 de enero en asamblea extraordinaria. ¿Para qué? Para modificar a su gusto, el Plan de Adecuación que ordena la Ley para terminar con el monopolio. Para aclarar, a propios y a extraños, que el derecho a la información, volverá a manejarlo únicamente el mercado. Mientras el discurso único se profundiza, aparecen otros dos botones para confirmar el reino de la palabra oficial. El fiscal federal Horacio Azzolín, a cargo de la investigación por el hackeo que dejó a Página/12 fuera de circulación en la web durante casi una semana, determinó que al menos 3 mil direcciones de IP que formaron parte del ataque, salieron desde Fibertel, la compañía proveedora de internet del Grupo Clarín. Y ayer AM750 quedó prácticamente silenciada por interferencias y su señal solo se escuchó por su portal en la web, durante casi todo el día.
Hace 32 años que la Argentina pelea por transformar en real, su democracia formal. Un tiempo en el que el campo nacional y popular, vivió triunfos y derrotas. Lealtades y traiciones. Más de tres décadas de avances, retrocesos, revoluciones y restauraciones conservadoras. Un duelo desigual, entre los que dominan los medios de producción y comunicación, la tierra, las finanzas y el valor de los alimentos y millones de seres humanos cuyo único capital, es la fuerza del trabajo y su compromiso político. En las primeras dos décadas, las corporaciones no pudieron condenar a muerte al sistema. Lo intentaron, pero no lo lograron. Las reglas de juego que condicionaron al país del siglo XX, entre 1930 y 1983, ya no pudieron ser parte del manual de estilo que imponían las botas. Los golpes de Estado, como el camino más directo para transferir riqueza de las mayorías a las minorías, cumplió su ciclo. De la última experiencia, los argentinos regresamos con muchas heridas en la piel, el alma y los bolsillos. La borrachera de impunidad, con la que se ejecutó a sangre y fuego el cambio de la matriz económica, desgastó la fuerte imagen simbólica de los uniformes. Ese sinónimo de orden y honestidad, que para un sector de nuestra sociedad, estaba implícito en el rol militar. Pero ese bronce bajó tanto su cotización, que obligó a la oligarquía a pensar en nuevos mecanismos de dominación. Los viejos aliados, ya no servían. Entonces la democracia modelo ’83, fue condenada a ser rehén de los centros financieros de poder, “patrias financieras” de aquí, de allá y de todas partes.
Ellos se quedaron con el poder y le prestaron a la política la Casa de Gobierno; con la condición que su principal habitante, no rompa relaciones con el capital. Pero los últimos 12 años, rompieron el molde de la democracia maniatada. El sistema pudo ser más real que formal y entonces el establishment contraatacó. Puso sobre la mesa su carta política más fuerte, para elegir el terreno en el que se libró el duelo político 2015: los medios de comunicación. Dejar a la democracia sin Parlamento, es herirla de muerte. Transformar a la Corte Suprema de Justicia en una cáscara vacía, significa depositar en terapia intensiva a la República.
El nuevo gobierno goza de todos los condimentos del ADN liberal: economía de puertas abiertas y política con derechos acotados. El violento desalojo de un centro cultural en Vicente López, las balas de goma para los trabajadores de Cresta Roja y el borrador de un protocolo para domesticar las futuras protestas, prueban que la libertad para algunos, encoje con la primera lluvia.
Desconocer las decisiones de los otros dos poderes a caballo del presidencialismo, es atropellar al sistema sin medir las consecuencias. Primero dos jueces por decreto, eludiendo al Senado y construyendo en la cara del Poder Judicial, una Corte adicta. Y ahora la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones.
La puesta en escena, rodeando de policías el edificio de Suipacha, vuelve a demostrar que este modelo necesita uniformes. Pero además, que la toma de la AFSCA llegue después de las movilizaciones a Plaza de Mayo, Congreso y a distintas plazas de todo el país, es una declaración de guerra al 48% que no votó a Cambiemos y también, a un porcentaje importante de desencantados-urgentes que lo eligieron.
En una entrevista realizada por Federico Poore para el Buenos Aires Herald; Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la OEA, aseguró que el propósito de Macri es conformar un organismo «a imagen y semejanza» del partido ganador, lo que atenta con la autonomía de la AFSCA que garantizaba Sabbatella al frente del directorio y un regreso «al momento en que los gobiernos manejaban la oficina». Lanza contó que están «siguiendo esta situación en la relatoría y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos», y que sin dudas la intervención “se hizo sin usar el mecanismo para la remoción del directorio, que indica la ley”.
Ese avasallamiento que hizo el Presidente argentino «es un camino poco ortodoxo y hoy está cuestionada la legalidad de la decisión», ya que «los estándares internacionales dicen que lo adecuado es tener organismos con autonomía tanto del ejecutivo como de los poderes fácticos, que sean capaces de regular los sistemas de medios de acuerdo a principios de legalidad», dijo el hombre de la Organización de Estados Unidos.
“La estructura de la AFSCA es uno de los aspectos positivos de la ley”, habían coincidido los relatores de libertad de expresión, de Naciones Unidas y de la OEA. “Argentina había establecido por primera vez, convirtiéndose en pionera en la región, un organismo con participación de la oposición, de la sociedad civil, de las ciudades… Eso es un adelanto”, sentenció Edison Lanza.
Subrayo por si no quedó claro. Se trata del Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos.
La espada de Clarín que este domingo pega en nombre de Magnetto, es Ricardo Roa. “La ley de Medios nació como una venganza y creció como un negocio. La farsa de la democratización de los medios, terminó con otra farsa: la caricatura de resistencia que hizo Sabbatella”. El encargado de demonizar al ex intendente de Morón en La Nación, es Joaquín Morales Solá: “Cristina le ordenó a Sabbatella que resistiera en la AFSCA , como si se tratara de Sierra Maestra. Un juez sensato lo dejó a Sabbatella sin el cargo, sin el sueldo y sin la revolución”. Estamos a pocos centímetros de la despolitización total de las pantallas amigables, que lo primero que hicieron fue levantar la cadena de hechos policiales, que en los últimos años, convencieron a cientos de miles de argentinos, que vivían en el infierno. Ahora los medios hegemónicos, son parte de la estrategia oficial para transmitir las peores noticias con una sonrisa, instalando despachos virtuales, en los medios de comunicación. Reportajes amables con todos los que antes querían preguntar y que en el presente, parece que cambiaron de estilo. Diálogos sin confrontación, donde mandan las sonrisas y se ablanda el protocolo. Encuentros sin roces, ni repreguntas, que garantizan sobreactuaciones como las de Luis Majul, periodista tan independiente, como subvencionado por el gobierno porteño, capaz de comparar al nuevo presidente con Nelson Mandela. La represión a los trabajadores de Cresta Roja, fue analizada casi en simultáneo por Patricia Bullrich en el living de América con Pamela David y pocas horas después Gabriela Michetti mostraba el flamante país ideal, mientras almorzaba con Rozín en Telefé. Postales mediáticas, que son parientes directos de las visitas de Macri a Mirtha y Susana. Sonrisas, imágenes bucólicas y funcionarios sin almidón, gestos que poco construyen la crudeza de la nueva «cirugía mayor sin anestesia».

+ Noticias

Aeropuerto El Palomar
SE DEFINE SU FUTURO

La Corte Suprema de Justicia ordena que se presente documentación faltante.

Angelelli, Longueville, Murias y Pedernera
LOS CUATRO MARTIRES DE LA RIOJA

A 42 años de los asesinatos, la Iglesia beatifica y pone como ejemplo de vida al obispo, los dos curas y el laico.

Programa del 26/04/2019
PALABRA NACIONAL por RADIO HACHE

Viernes de 14:00 a 17:00, con la conducción de Gustavo Campana.

Libertad de Lula y justicia para Marielle
DILMA ROUSSEFF EN BUENOS AIRES

Rousseff en Buenos AIres: “Están creando en la sociedad un movimiento persecutorio”

6 mil millones de dólares
LIMOSNA DEL BANCO MUNDIAL

Primero el subsidio del FMI, para no caer en default. Del último desembolso de 10 mil millones de dólares, el Banco Central ya quemó el 50%, en su impotencia por contener al dólar.

Hoy: Lectura recomendada
DOLAR DE 9,79 A 46,13

En 1232 días de gestión, el valor de la divisa estadounidense se quintuplicó. Fin del cepo cambiario y desconfianza a las políticas del Gobierno.