Política 25 de Mayo

Presentación en el Patria

ENSAYO GENERAL PARA LA FARSA ACTUAL

Por La otra campana

Epílogo de “Ensayo general para la farsa actual” (Gustavo Campana): Las palabras son una convención. Se presentan inicialmente sólidas e inalterables, pero van mutando a significados más o menos maleables. Con el paso del tiempo algunas ya no representan lo mismo, pero suenan muy parecido...
Cuando hoy hablamos de neoliberalismo, estamos haciendo referencia a los puntos nodales de la fase caníbal del capitalismo (Milton Friedman a principios de los '70); un modelo que llegó a nuestro país de la mano de Martínez de Hoz y que profundizó Domingo Cavallo, en sociedad con Carlos Menem primero y Fernando De la Rúa después. Esa definición mantiene cierta vigencia cuando hablamos de macrismo (importaciones, muerte de la industria nacional, deuda externa y control social de la mano del aparato represivo), pero en realidad solo nos da una mano para entender el trazo grueso de su definición económica. Aquel ensayo que por primera vez se llevó a cabo en América latina en el Chile de Pinochet, hoy de neo (nuevo), tiene poco. Y de liberal, la verdad que nunca tuvo demasiado... La "Patria contratista" según los Macri, es la nueva expresión política de un proyecto colonial, que solo tiene en la cabeza oportunidades de negocios. La Biblia de los tres gobiernos Pro-Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, fue armada con retazos de lo peor de la política del siglo XX argentino. Desde los caudillos conservadores, a los yuppies, pasando por los Chicago Boys. El grupo fue parido por la última dictadura (el Brigadier Cacciatore y Ricardo Zinn, como el gran mentor y el fundamental operador), en el '82 fue salvado por la estatización de la deuda externa y entró airoso a la nueva democracia, con casi 50 empresas en el bolsillo. Después las cloacas de Morón, el contrabando de autopartes, Autopistas y la estafa del Correo. Con esa foja de servicios y parado sobre los cadáveres de Cromagnon, Mauricio llegó a la función pública. Pregunta número 1: ¿Por qué un hombre que es incompatible con la administración del Estado, quizo la suma del poder sin intermedición? Yabrán dijo alguna vez, que el sinónimo más exacto de poder real, era la impunidad; sin embargo estar en vidriera tantos años, generó el mismo efecto que la foto de Cabezas: la muerte del secreto. No hay castigo, es cierto; pero es difícil que los porteños no puedan hablar de Iron Moutain, de la UCEP, de la inscripción on line, de la tarifa del subte, del verde enrejado, de colegios y hospitales con infraestructura expulsiva, de una deuda externa impagable, de la permanente sub ejecución de partidas presupuestarias en las áreas más sensibles, de cuentas en el extranjero, Arribas-Odebrecht y Panamá Papers. Recuerdan los millones de Fernando Niembro, los 82 medios estafados en 2015 con pautas publicitarias que nunca recibieron ("error de carga"), los 7 muertos por las inundaciones de abril de 2013, el Fino Palacios como encubridor de la verdad del atentado a la AMIA, 130 leyes vetadas y los pibes calcinados en un taller clandestino de Flores. Acá debemos establecer la abismal diferencia que existe entre la verdad y la razón. La segunda se impone. Se compra o se alquila. Es tapa y documento mediático. Pregunta número 2: ¿Por qué es icompatible con la democracia? Porque una doctrina económica basada en la transferencia de recursos del pueblo a las corporaciones, es una filosofía que amenaza de muerte el espíritu del sistema. Un proyecto que no cierra sin represión, es una declaración de guerra a la República. Pregunta número 3: ¿Macri es el último emergente del último capítulo de la batalla cultural, que arrancó el 24 de marzo de 1976? Por supueto. A millones de argentinos, les arrancaron la posibilidad de identificar al enemigo y los transformaron en seres indefensos. La democracia permite que sus detractores, también puedan ser electos; una indefensión a la que quedó expuesta desde su nacimiento. El pasado y la memoria son tesoros que la derecha devaluó por necesidad, apostando al país amnésico. Para el neoliberalismo, la historia adulterada es el plato del día; siempre rociado generosamente por una caricatura repleta de falsos héroes. Con un prontuario tan pesado sobre su espalda, votaron a Macri presidente muchos argentinos que se llenaron la boca hablando de inflación y sin embargo, optaron por el sector que aumentó en ocho años un 740% los impuestos en la Ciudad de Buenos Aires. Eligieron a los que auspiciaban devaluación, levantamiento del cepo sin anestesia (algo que a muchos oídos les sonó parecido a la toma de la Bastilla) y por consiguiente, bancaron la dolarización de la economía cotidiana. Por lo tanto, los preocupados por el incremento del costo de vida, eligieron el modelo más inflacionario que había en vidriera. Entre los seguidores de la alianza conservadora, existieron muchos ciudadanos que durante décadas mostraron su preocupación por las consecuencias de la deuda externa, pero optaron por la propuesta política que triplicó la porteña en el período 2007-2015 (de 574 millones de dólares a 1.794 millones) y que prometía desde la Nación, volver con desenfreno al mercado de capitales. Con su voto también sostuvieron, a un grupo económico que quedó a flote en 1982, con la estatización de sus obligaciones en dólares; la medida más socialista de la historia del neoliberalismo argentino. Los responsables fueron dos viejos conocidos de los Macri: Domingo Cavallo (presidente de aquel Banco Central) y Carlos Melconian (jefe del departamento de Deuda Externa, del mismo banco). Muchos de los que eligieron a Macri, eran dueños, laburantes y proveedores de Pymes, sin embargo votaron al que prometía libertad de comercio y apertura de los mercados; optaron por el partido que terminaría con cientos de miles de pequeños emprendimientos, como sucedió primero con Martínez de Hoz y luego con Domingo Cavallo. Sin duda, también hubo miles de jubilados en el voto macrista y seguramente alguno de ellos, fue uno de los 3 millones que lograron el beneficio, sin tener todos los aportes. Creyeron ingenuamente en Macri, los que sumaron dos aumentos anuales a través de la Ley de Movilidad y vieron como desde 2003, la jubilación mínima en la Argentina aumentó un 2.766%. Ese mismo sector optó en Capital, por una candidata a diputada que en 2001 les sacó el 13% y que finalmente se sumó al gabinete como ministra de Seguridad. Votaron a un partido que eligió como heredero del jefe de Gobierno porteño, al dirigente que destrozó el PAMI en tiempos de la Alianza. Entre los votantes de Cambiemos en la segunda vuelta, hubo beneficiados por la Asignación Universal por Hijo. Esos argentinos no repararon que los economistas del PRO, prometían desfinanciar al Estado eliminando retenciones. Y tampoco les importó que uno de sus referentes, señalara que el destino de esos planes era “la canaleta del juego y la droga” y otro planteara que “las chinitas" de su provincia, se embarazaban “para cobrar una platita”. Muchos docentes que votaron a Macri no tuvieron en cuenta cuando enfrentaron las urnas, ni la falta de miles de vacantes en la ciudad de Buenos Aires, ni las aulas containers, ni las aulas durlock, ni el 0800 de persecución ideológica, ni los descuentos por los días de paro, ni la mordaza que les impide hacer declaraciones públicas, ni el monumental aumento de los subsidios a las escuelas privadas. Entre los votantes macristas seguramente hubo homosexuales, que en lugar de optar por el sector que posibilitó que pudieran casarse o elegir su identidad; lo hicieron por el tipo que cuando era presidente de Boca, dijo que ellos eran “víctimas de una desviación” y que no eran "cien por cien normales”.
Los usuarios del subte, votaron al que aumentó la tarifa más de un 300%; al que cambió metrobuses por la promesa de 10 kilómetros de vías bajo tierra por año y al que encabezó un negociado tan vergonzante como millonario, comprando chatarra al Metro de Madrid. Parejas que soñaron con un tratamiento de fertilización asistida y votaron por los lobistas de la medicina privada (Juan Tonelli, novio de Michetti), que en el Congreso se opusieron a la ley. También lo hicieron porteños sin vivienda, que votaron al que prometió construir 10 mil unidades por año y solo hizo 350 en dos períodos de gestión. Por supuesto que hubo médicos en el voto PRO, pero no importó demasiado la represión en el Borda, ni la promesa incumplida de un hospital en Lugano o restarle presupuesto al Garrahan en todos los ejercicios. Un montón de argentinos votaron a la oposición empujados por las denuncias de corrupción contra el Gobierno nacional. Pero extrañamente, optaron por un hombre que rescató la Corte Suprema menemista, en la causa por contrabando de autopartes; al procesado por montar una red de escuchas telefónicas y al grupo económico que dejó en el Correo, un muerto de casi 300 millones de pesos.
Existieron votos de Cambiemos entre trabajadores de YPF y Aerolíneas, beneficiarios de Procrear y Progresar, usuarios del Ferrocarril y padres que vacunaron a sus hijos con alguna de las 19 gratuitas. El gran trabajo de Julieta Costa Díaz como comunera, fue enfrentar al poder real sin intermediarios. Pelear contra la destrucción del Estado, desde la anti-política. Las líneas que preceden a estas afirmaciones, confirman la estatura del enemigo y el valor de poner el cuerpo en esa batalla desigual, es la victoria que atesorará la historia. Valentía, compromiso, militancia, territorio... Tesoros que la derecha no conoce al servicio de un trabajo jamás reconocido por la clase media porteña, que envuelta en su fiebre aspiracional sigue siendo funcional a su enemigo, desde su burbuja individual. Por lo tanto, solo resta agradecer a quien imagino dijo NO demasiadas veces, en un escenario de tentaciones destinadas a comprar silencios y complicidad.

+ Noticias

Negacionismo macrista
EL CASO LUCIANO ARRUGA

El cinismo todoterreno de Patricia Bullrich, la empujó a decir que la desaparición y muerte de Luciano Arruga, fue una causa armada...

Vicente Lopez con Cristina
CABALLERO-OTTAVIANO

En la sede de Vicente López con Cristina (Av. Mitre e Italia), expusieron Roberto Caballero y Cinthia Ottaviano.

El presidente necesario
PONER DE PIE A LA PATRIA

A 16 años de la asunción de Néstor Kirchner: El hombre que encendió la ilusión, cuando estaba prohibido soñar.

Programa del 24/05/2019
PALABRA NACIONAL por RADIO HACHE

Viernes de 14:00 a 17:00, con la conducción de Gustavo Campana.

Adorno-Campana
SOL DE MAYO