Buenos Aires 21 de Enero

Autorizado por Vidal

FUMIGAR PRIMERO, CLASES DESPUES

Por Gustavo Campana

El gobierno de la provincia, firmó la pena de muerte para alumnos de escuelas rurales.

El ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís, ex gerente de Monsanto, firmó la resolución que habilita a fumigar con agrotóxicos sobre escuelas rurales hasta las 07:59, un minuto antes de que se abran las puertas (glifosato, atrazina, 2.4-D, glufosinato de amonio y otros cuestionados químicos del modelo de agronegocio). Contradice a la Suprema Corte. Pero también podrán fumigar sobre escuelas, viviendas y cursos de agua. La medida contradice fallos judiciales, ordenanzas municipales y va a contramano del reclamo de decenas de pueblos fumigados de Buenos Aires, que la calificaron de inconstitucional y “criminal”.
La resolución 246 del Ministerio de Agroindustria, entró en vigencia el 1 de enero y olvidó que la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires falló en 2012 y declaró ilegal una fumigación con agrotóxicos a menos de 1000 metros de viviendas y aplicó el “principio precautorio”: cuando haya riesgo de afectación del ambiente o la salud se deben tomar medidas preventivas.
Aquel fallo estuvo relacionado con un caso de la ciudad de Alberti y luego produjeron fallos similares en tribunales de Mercedes, Bahía Blanca, Coronel Suárez y Dolores. En Entre Ríos, un fallo inédito protegió las escuelas: 1000 metros de distancia para fumigaciones terrestres y 3000 metros si son aéreas. Decenas de ordenanzas fijan distancias de entre 500 y 1000 metros.
La decisión del gobierno de Vidal va en línea con el gobierno nacional y se basa en una propia creación empresaria: las “buenas prácticas agrícolas” (BPA). Se trata de una seria de supuestas acciones que permitirían que los agroquímicos no afecten la salud. Las “pruebas a campo” se hacen con agua (en lugar de agrotóxicos) y bajo condiciones ideales de viento y humedad (que muy pocas veces se dan en el campo). Según esos ensayos se puede fumigar hasta la puerta de las viviendas y escuelas. Las BPA son impulsadas por las empresas que venden los agrotóxicos y transgénicos: Bayer-Monsanto, Syngenta-ChemChina, Corteva (Dow-DuPont) y BASF. Incluso conformaron en Argentina la “Red BPA”, integrada por la Asociación de Siembre Directa (Aapresid), el INTA, Casafe (empresas de agrotóxicos), ASA (compañías de transgénicos) y la Sociedad Rural, entre otros.

+ Noticias

Viernes 25 de enero
CONVOCATORIA SILUETAZO 2019
Basta de ajuste
RUIDAZO EN VICENTE LOPEZ