Política 6 de Diciembre

Por el homicidio y desaparición del militante del MTP José Díaz

GENERAL ARILLAGA A JUICIO

Por Lucho Soria

La causa llega a la instancia de juicio oral y público por el homicidio y desaparición de José Díaz, tras el frustrado copamiento del cuartel militar de La Tablada en enero de 1989 por integrantes del Movimiento Todos por la Patria (MTP). El general de Brigada Manuel Alfredo Arrillaga, es el único imputado por su responsabilidad en la represión. La CIDH solicitó al Estado su realización.

En rigor además de José Díaz, también fueron capturados con vida y luego asesinados Carlos Samojedny, Francisco Provenzano e Ivan Ruiz Sanchez, pero en esta instancia judicial se considera el crimen del santiagueño José Diaz. El 10 de diciembre comienza en el Tribunal Oral Federal (TOF), Pueyrredon 3728 en la ciudad bonaerense San Martín. De acuerdo al cronograma continúa el 12 y 14, y se reanuda en enero y febrero, en tanto el veredicto será en marzo. El abogado Pablo Llonto es querellante por la familia de Díaz.

Arrillaga tiene condenas a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en Mar del Plata. El represor actuó en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la Base Naval, en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina y en la sede de Prefectura Naval Argentina en esa ciudad. Arrilllaga esta acusado de haber sido coautor de ese crimen por haber estado al frente de las tropas, conjuntamente con las policías Bonaerense y Federal. El otro imputado era el mayor Eduardo Varando, que falleció hace un par de años.

+ Noticias

Víctor Basterra
"ESTO FUE UNA MASACRE PLANIFICADA"

En una nueva audiencia del juicio ESMA IV, declararon dos testigos clave. Se trata de Alfredo Ayala y Víctor Basterra, ambos sometidos a trabajo esclavo durante su secuestro en la ESMA. Ayala, restaurando muebles e inmuebles robados a los detenidos-desaparecidos. Basterra, en su labor como fotógrafo y obrero gráfico para la confección de documentos falsos para los genocidas.