Política 4 de Noviembre

Solo apuestan a la paz de los cementerios

NUMEROS QUE SE ACERCAN A PAIS 2001

Por Gustavo Campana


En una de sus primeras declaraciones como vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti dijo que la Argentina fabril había muerto, que nuestro destino era convertirnos en un país de servicios y que su modelo era la India. Ahora recomendó que cada ciudadano se genere su fuente de ingreso, porque el mercado laboral como se lo conoce, “va a ser muy chiquito”.

Textualmente sentenció: "Hay que generarse uno mismo su trabajo, porque el trabajo tradicional, que te ofrece un empresa, va a ser muy chiquito".

Lejos de plantear políticas públicas para preservar fuentes de trabajo y generar nuevos empleos, anticipa el cierre de persianas y la segura imposibilidad de regresar al mercado de trabajo, de los desocupados.
La única solución, el emprendedurismo… Habría que recordarle a la número 2, que recientemente la Cámara de Cerveceros Artesanales, denunció el cierre de decenas de estos “hijos económicos” de Esteban Bullrich. Tres de las cuatro materias primas principales (malta, lúpulo y levadura) tienen precios atados directamente al dólar, por lo que su valor acompañó la volatilidad cambiaria.

La destrucción del aparato productivo nacional, no es un fruto de mala praxis. Es el resultado de un Estado que decidió su presencia, a través de su ausencia. Con importaciones hirió de muerte por tercera vez en 42 años, al país de la sustitución de importaciones. Con dolarización de la economía cotidiana, inflación descontrolada, tarifazos sin paralelos históricos y reducción de salarios; destrozaron al mercado interno.

Este menú es previo a la llegada del Fondo, por lo tanto las condiciones políticas por cada dólar del stand by, profundizaron el jaque mate en el que se encontraba la economía real, desde el 10 de diciembre de 2015. Desde Martínez de Hoz y su plata dulce, Argentina se comporta como un país sin moneda propia. Los eslabones de la cadena industrial y comercial permanecen dolarizados y la clase media sigue ahorrando en dólares; por lo tanto el impacto en los precios es más intenso que en otras economías del continente.

La demanda industrial y comercial de energía eléctrica cerró el 2016 con un desplome cercano al 5%. A partir de mediados de 2017, comenzó a exhibir una lenta recuperación, finalizando con un 2% de crecimiento. Pero en septiembre de 2018 el consumo de electricidad para estas dos categorías, se desplomó 5,1% respecto de 2015 y -3,6% con respecto a los números de 2013.

La utilización de la capacidad productiva cayó en agosto 4,3 puntos porcentuales respecto a la medición de igual mes del año anterior. Según el Indec, el índice registró un promedio de 63%. Los sectores más perjudicados fueron los de producción de sustancias y químicos (54,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (53,9%), edición e impresión (53,9%) y productos textiles (53,4%). Y la industria textil presentó uno de los mayores niveles de caídas interanual de 15,7 puntos porcentuales, ya que en agosto del año anterior tenía un promedio del 69,1% contra el de 53,4% del mismo mes de este año.

El dólar coqueteando con 40 pesos, impuso una transferencia de recursos colosal, alimentó la inflación, provocó recesión, despidos y un importante retroceso del costo salarial en verdes. El Gobierno por orden del FMI, busca que la paz de los cementerios ordene el alza de los precios. Sin puja distributiva, sin demanda, la derecha calcula que mientras el neoliberalismo entierra a la economía, los precios van a comenzar a bajar.

Noviembre llegó con un nuevo aumento de naftas, que volverá a impactar con mucha fuerte en la cadena de costos: 5,5%. En los últimos meses la suba de los combustibles alcanza un 80%, el doble que el promedio general de la inflación según el INDEC.

Va cayendo gente al baile. El intendente oficialista de Tornquist, Sergio Bordoni, sorprendió en las redes sociales manifestándose contra las políticas de ajuste del Gobierno nacional y aseguró que “así no se puede seguir”: “Estoy en Cambiemos, pero así no podemos seguir más. Estamos oprimiendo a la clase media y baja de nuestro país". Agregó que el gobierno nacional "había dicho que por este año no iba a ver más aumentos, y seguimos con aumentos en los combustibles, que afectan directamente y se trasladan a los alimentos”.

El vicepresidente de la UIA, Guillermo Moretti, advirtió que "si el mercado interno sigue cayendo, esto se va a agudizar", al tiempo que remarcó: "El gobierno no tiene una política industrial, pero a los banqueros les va bárbaro con este modelo. Todavía no llegó lo peor con este gobierno".

Propios y extraños sienten las consecuencias de la aplicación de políticas solo aptas para caníbales. El proyecto de colonia en el centro de la escena, volvió a mostrar las grandes diferencias entre lo que representa saber de timba financiera (plan de minorías) y conocer de economía (proyecto colectivo). Porque la multiplicación de los panes en una mesa de dinero, no tiene nada que ver con darle de comer a 44 millones de habitantes.

+ Noticias

Demonización del pasado en la campaña
MAXIMO Y NILDA NO TENIAN CUENTAS

Estados Unidos negó el año pasado que en el Felton Bank de Delaware, existieran 41.700.000 de dólares, a nombre de Máximo Kirchner y Nilda Garré: “No hay registro de los números de cuentas ni de los nombres citados”, señaló el documento emitido desde Washington desmintiendo primero lo publicado por Veja y luego por Clarín.

Deuda externa para repartir limosna
PRESUPUESTO PARA CONTROL SOCIAL

Al blindaje del Fondo Monetario Internacional por 57 mil millones de dólares, para que Cambiemos llegue a las próximas elecciones presidenciales, aunque sea en muletas; se sumaron casi 2 mil millones para contener a los sectores marginados por esta nueva versión de la fase caníbal del capital.