Política 3 de Diciembre

Ante cualquier "peligro inminente"

MACRI QUIERE ARMAS DE FUEGO

Por Gustavo Campana

En el país de la doctrina Chocobar, legalizaron el gatillo fácil. Protocolo que pasa por encima de las leyes vigentes, para que las fuerzas de seguridad puedan tirar en casi todas las situaciones de intervención frente a un hecho delictivo.

La supuesta lucha contra la inseguridad, la auspicia...

Las normas vigentes, resaltan que “todas las técnicas y tácticas policiales privilegian el resguardo de la vida e integridad física de las personas”, tal como figura el Manual de Capacitación Policial de la Policía Federal. Nada de eso existe… El manual de formación también limitaba el uso de arma de fuego en caso de fuga con la excepción de que ocurriera en medio de un tiroteo que pusiera en peligro a terceros. En tanto, el código de conducta y los principios de las Naciones Unidas sobre el uso armas de fuego subraya que se deberá emplear cuando “sea inevitable” y “con moderación y en proporción a la gravedad del delito, reduciendo al mínimo los daños y lesiones y respetarán y protegerán la vida humana”. Letra muerta…

Según Bullrich, la culpable es la democracia. Los garantistas le fueron restando capacidad de maniobra a la policía...

Como en los ’90 de la mano del caso Santos, regresó un clásico del neoliberalismo: la pena de muerte. Balas frente la miseria planificada, de la que hablaba Rodolfo Walsh en la Carta a las Juntas.

Con la excusa de la defensa propia, los uniformados pueden disparar “para impedir la comisión de un delito, proceder a la detención o impedir la fuga” y flexibilizaron la interpretación de “peligro inminente”. Lo grita el Boletín Oficial: “Nuevo reglamento para uso de armas de fuego”, redactado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (para algunos, la candidata a vicepresidenta 2019).

¿Cuántos efectivos de las fuerzas de seguridad, que a partir de ahora pueden tirar sin culpa, recibirían los balazos si no tendrían puesto el uniforme en su propio barrio? El poder real auspicia la guerra de pobres contra pobres, escuchando a Sarmiento: "No ahorre sangre de indio o de gaucho, que solo sirve para abonar la tierra".

Bullrich tiró una locura en dos direcciones: legitimidad política para las muertes del pasado (caso Chocobar, asesinato de Rafael Nahuel, etc.) y cobertura legal para los asesinatos del futuro. Reformar el Código Penal por decreto, es la nueva muerte de la República.

El artículo 2 de reglamento, autoriza a las fuerzas de seguridad a emplear el uso de armas de fuego en casi todas las situaciones de intervención frente a un hecho delictivo: en defensa propia, para impedir la comisión de un delito, para proceder a la detención o para impedir la fuga. Y hasta desestima el reiterado argumento policial de la "voz de alto", utilizado en las versiones policiales de los casos de gatillo fácil, "cuando resultare ello evidentemente inadecuado o inútil, dadas las circunstancias del caso", criterio que queda a discreción del oficial que dispara. Estas líneas derogan los reglamentos vigentes y paralelamente, olvida las recomendaciones de la ONU para el empleo mortal de la fuerza. "Es lisa y llanamente, legitimar el gatillo fácil", advirtieron desde la Correpi.

La política represiva de Bullrich (autora de "todos pueden ir armados"), expone que la decisión económica es hambrear con falta de trabajo y muerte de la industria, a millones de argentinos.

El gobierno no pone nuevos límites para el uso de armas, sino que los rompe en mil pedazos.

El protocolo autorizado hoy por el presidente Mauricio Macri pone como condición el "peligro inminente", que en el artículo 5 describe de manera amplia y flexible: Cuando se actúe bajo amenaza de muerte o de lesiones graves para sí, o para terceras personas; Cuando el presunto delincuente posea un arma letal, aunque luego de los hechos se comprobase que se trataba de un símil de un arma letal; Cuando se presuma verosímilmente que el sospechoso pueda poseer un arma letal; Cuando estando armado, busque ventaja parapetándose, ocultándose, o mejorando su posición de ataque; Cuando tenga la capacidad cierta o altamente probable de producir, aún sin el uso de armas, la muerte o lesiones graves a cualquier persona; Cuando se fugue luego de haber causado, o de haber intentado causar, muertes o lesiones graves y Cuando la imprevisibilidad del ataque esgrimido, o el número de los agresores, o las armas que éstos utilizaren, impidan materialmente el debido cumplimiento del deber, o la capacidad para ejercer la defensa propia o de terceras personas.

La doctrina Bullrich se basa en el terror. ¿Miedo a robar? No, terror a salir a la calle a combatir al neoliberalismo.

+ Noticias

La estrepitosa caída del consumo
INFORME LAPIDARIO DE MATANZA

El observatorio de la Secretaría de la Producción de la Municipalidad de La Matanza, no observa futuro en ningún rubro. Los números de la radiografía del último mes del año, marcan caídas promedios del 50%

Informe del CEPA: La cena de fin de año
CASI 50% MAS CARA QUE EN 2017

Según los precios de diciembre 2018, las comidas costarán un 48% más caro para una mesa de 5 a 6 personas (picada, asado y helado). Respecto de 2015, el aumento alcanza al 251%.