Política 5 de Noviembre

Más palos, gases, cárcel y deportaciones

PROYECTO PARA LEGALIZAR LA REPRESION

Por Gustavo Campana


John William Cooke decía que la oligarquía se apodera de los diccionarios. Cambia el significado de palabras entrañables. Para la Argentina del presente, utopía significa “miedo a intentarlo”. Y por supuesto, esto no es nuevo… La Ley de Residencia o Ley Cané, fue sancionada por el Congreso de la Nación Argentina en 1902. Desde fines del siglo XIX, las oleadas de anarquistas y socialistas, que llegaban a estas tierras empezaban a complicar los viejos planes del poder real. La 4144 fue el instrumento perfecto para reprimir la incipiente organización sindical de los trabajadores: los opositores, eran deportados.

Miguel Cané representó al capital ante el Congreso de la Nación y encontró la forma de separar a los domesticados de los contestatarios.

Artículo 1º: El Poder Ejecutivo podrá ordenar la salida del territorio de la Nación a todo extranjero que haya sido condenado o sea perseguido por los tribunales extranjeros por crímenes o delitos comunes.

Artículo 2º: El Poder Ejecutivo podrá ordenar la salida de todo extranjero cuya conducta comprometa la seguridad nacional o perturbe el orden público.

Artículo 3º: El Poder Ejecutivo podrá impedir la entrada al territorio de la república a todo extranjero cuyos antecedentes autoricen a incluirlo entre aquellos a que se refieren los artículos anteriores.

Artículo 4º: El extranjero contra quien se haya decretado la expulsión, tendrá tres días para salir del país, pudiendo el Poder Ejecutivo, como medida de seguridad pública, ordenar su detención hasta el momento del embarque.

Artículo 5º: Comuníquese al Poder Ejecutivo"

Hoy el dato más importante de Clarín, es una advertencia: “El Gobierno envía un proyecto que limita los cortes de calles y el ingreso de inmigrantes”. El dato tendría que ocupar un lugar de privilegio en la sección Economía, porque la represión destinada a limpiar la calle de protestas, es la frutilla del postre del plan neoliberal.

Las cacerías humanas comenzaron en el Ni una menos de 2017 y a partir de ese momento se volvió costumbre encapuchar servicios para disfrazarlos de anarquistas. En algunas ocasiones con eso no alcanzó y hubo que recurrir al fantasma del kirchnerismo, porque según Cambiemos el viejo oficialismo estuvo a punto de tomar el Congreso en el marco de un par de votaciones claves.

Preocupado, el diario de Magnetto analiza: “En las últimas semanas funcionarios advirtieron que las marchas con cortes vienen aumentando desde agosto y que el control de la calle se convirtió en una de las principales preocupaciones del Gobierno para lo que resta del año. La crisis económica potenció los reclamos, aunque en la Casa Rosada lo atribuyeron también a motivaciones políticas. Las organizaciones sociales replicaron las acusaciones y lo atribuyeron a una estrategia para criminalizar la protesta”.

Clarín señala además, que esta es “una iniciativa que viene demorada” y que “ahora buscarán apurar”. Agrega que “sube la pena por entorpecer el tránsito y crea un delito para extranjeros”. “Mauricio Macri instruyó apurar los últimos detalles del texto para girarlo al Senado y que comience a discutirse luego del Presupuesto. El tratamiento llevará su tiempo, en línea con el volumen de la reforma y la diversidad de temas. Una comisión encabezada por el camarista federal Mariano Borinsky trabajó el anteproyecto durante un año y medio, el Código pasará de 320 artículos a 540 y buscará sistematizar leyes con contenido penal que estaban dispersas. Será una de las discusiones que se moverá en el Congreso, en una etapa con baja actividad, algo que se potenciará el año próximo con la campaña electoral. Aun así en el Gobierno consideraron que empujar esos temas tendrá el apoyo de buena parte de la opinión pública”, señala la nota.

OTRO DATO DE LA HISTORIA

El 18 junio de 1945, 319 entidades de la industria y el comercio, firmaron un documento que pedía control social a través de la represión estatal: “Desde 1919, el país ha vivido dentro de una casi perfecta tranquilidad social”. Como acto reflejo el archivo recuerda que enero del ‘19, fue escenario de una las matanzas obreras más terribles que vivió el país: “La semana trágica”. El capital quería volver a los crímenes aleccionadores que dejó aquella masacre, luego de la huelga de los trabajadores de la metalúrgica Vasena, en reclamo de una jornada de trabajo de 8 horas: 700 muertos y 4 mil heridos, ejecutados por el Ejército, la policía y los grupos paramilitares de Manuel Carlés, enrolados en la Liga Patriótica Argentina. Respuesta urgente de Perón: “Dice el manifiesto patronal que la Secretaría de Trabajo, ni estudia ni resuelve a fondo los problemas laborales y que imponemos soluciones circunstanciales, sin análisis. No hace falta mucho estudio para saber que salarios de 3,50 o 4 pesos para hombres, de 3 o 2 para mujeres y de 1,50 u 80 centavos para menores, son una verdadera vergüenza en la Capital Federal”. La gran preocupación del establishment porteño, pasaba por dos proyectos que la CGT había dejado en el despacho del secretario de Trabajo y Previsión: salario mínimo, vital y móvil y participación en las ganancias.

+ Noticias

Solo apuestan a la paz de los cementerios
NUMEROS QUE SE ACERCAN A PAIS 2001

En una de sus primeras declaraciones como vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti dijo que la Argentina fabril había muerto, que nuestro destino era convertirnos en un país de servicios y que su modelo era la India. Ahora recomendó que cada ciudadano se genere su fuente de ingreso, porque el mercado laboral como se lo conoce, “va a ser muy chiquito”.

Demonización del pasado en la campaña
MAXIMO Y NILDA NO TENIAN CUENTAS

Estados Unidos negó el año pasado que en el Felton Bank de Delaware, existieran 41.700.000 de dólares, a nombre de Máximo Kirchner y Nilda Garré: “No hay registro de los números de cuentas ni de los nombres citados”, señaló el documento emitido desde Washington desmintiendo primero lo publicado por Veja y luego por Clarín.