Patria Grande 5 de Febrero

Venezuela

RESPUESTAS POPULARES

Por Tomás Pérez Bodria

En la edición del domingo último en esta misma sección de El Diario, el señor Gonzalo Moreira responde una nota de mi autoría que, o no leyó o interpreta con toda intencionalidad política. Me inclino, atento su pertenencia al gobierno macrista (es funcionario del Ministerio de Justicia), por esta última posibilidad.
En primer lugar afirma que en mi escrito trato de forma insultante e intolerante a la comunidad venezolana en nuestro país. Todo lo contrario. Comienzo el mismo, precisamente, expresando mi respeto a esa comunidad. Califico sí como infames traidores a su patria, a los venezolanos que desde este suelo argentino, hacen abierta campaña en favor de la intervención -incluso miliar- en su país de una potencia extranjera. Porción de esa comunidad que estimo minoritaria y especialmente acicateada por el gobierno para el que el señor Moreira trabaja y por los medios masivos de difusión que le responden.
En segundo lugar, el señor Moreira afirma que no tiene intención de debatir sobre la cuestión política del país caribeño, pero se despacha calificando al gobierno del presidente Maduro, que fue reelegido para tal cargo por más de seis millones de venezolanos, como el de una dictadura. Vaya forma de abstenerse de opinar. Él, como yo, opina abiertamente de la situación política de Venezuela. La diferencia está en que yo lo hago siguiendo el principio consagrado por toda la doctrina jurídica internacional -Doctrina Drago y Carta de las Naciones Unidas, entre muchas otras- cuál es el de no intervención de los estados en los asuntos internos de otros estados, mientras él adhiere de hecho a la doctrina Monroe -América para los Americanos entendiendo por -América a EE.UU.-. Está también en que yo, como México y Uruguay, apoyo la solución que mediante el diálogo puedan alcanzar los mismos venezolanos, con la ayuda para ello de los hermanos países del continente que no operen como meros amanuenses del gobierno imperial yanqui. El mismo que, bajo la excusa de defender la democracia, de igual forma en que lo hizo en Afganistán, Irak, Libia y Siria -sólo por referirme a los últimos años- cuanto persigue es la apropiación del petróleo y el oro de Venezuela a sangre y fuego.
En realidad el señor Moreira opina tanto de la política interna venezolana como lo hace su gobierno. Sí, el de Macri, que por primera vez en nuestra historia lleva a nuestra nación a romper el principio de no intervención y fogonea por orden directa de Donald Trump un auténtico golpe de estado que, de no detenerse rápidamente, culminará en un tremendo baño de sangre del pueblo hermano a manos de marines yanquis y mercenarios apátridas.
La democrática intervención de EE.UU. en los países arriba mencionados dejaron un saldo de más de diez millones de muertos. ¿Se preguntará el señor Moreira cuál será la lúgubre cifra que resultará de la ruin política intervencionista a la que sirve su jefe político? Y ya que hace referencia a la Constitución Nacional en cuyo texto no contiene normativa alguna de tolerancia, sino una organización de la convivencia, le recuerdo que el artículo 75 inciso 22 de nuestra carta magna incorporó al plexo constitucional los pactos internacionales a los que adhirió la nación. Entre ellos se encuentra la Carta de las Naciones Unidas del año 1945, cuyo art. 1 inciso 2° dice: “Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.
El señor Macri, señor Moreira, al reconocer rápidamente un presidente de facto enviado a usurpar el poder legítimo por el señor Trump, se ha burlado de nuestra constitución y de nuestra historia. Precisamente a él y a los malos argentinos que siguen su accionar, es que también en la nota impugnada refiero como “infames traidores a la patria grande”. Eso lo lleva también, por supuesto, a la violación del artículo 48 del código penal y, por todas esas razones, más las infinitas que vienen produciendo tamaño sufrimiento al pueblo argentino, más temprano que tarde, deberá ser sometido a juicio político y removido del cargo que no ha sabido honrar.
Y que quede en calma su presumible “angustia” republicana Sr. Moreira, porque tal es cuanto dispone el artículo 52 y sus concordantes de la Constitución Nacional Argentina. “Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”.

Fuente: Pilar a Diario

+ Noticias

10 muertes y ningún culpable
IRON MOUNTAIN CINCO AÑOS DESPUES

Historias y protagonistas de aquel incendio que sirvió para terminar con los secretos de las principales empresas y bancos multinacionales, que operan en la Argentina.

Jorge Macri contra las PASO
EL INTENDENTE NO QUIERE VOTAR

El jefe comunal de Vicente López Jorge Macri utilizó la excusa noble de gastar menos en comicios, al rescatar un viejo proyecto de Cambiemos: eliminar las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Papa Francisco
“NO SOMOS EL PATIO TRASERO DE NADIE”

Cuando el mundo se debate en la locura, donde algunos dirigentes y mandatarios de países, reconocen a un gobierno autoproclamado, en nombre de la “libertad y la democracia”...

Opinión
VIENEN POR EL PERONISMO

Tan evidente es que parece mentira que muchos dirigentes no lo vean (lo que lleva a pensar que la mayoría hace como que no lo ve).